Hitokiri

Hitokiri

Foro de rol para +18 que se desarrolla en la era meiji donde la espada era el único medio de tomar justicia


Era Meiji- Restauración

Comparte
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 26/05/2014

Era Meiji- Restauración

Mensaje por Admin el Dom Jun 01, 2014 1:19 pm

( Les pongo este texto por que me pareció bastante completo, no es mio por eso abajo les pongo el link de la pagina donde lo saque)

Japón: la Restauración Meiji (1850-1890)
Hacia 1850 Japón era un país que tenía un gobierno nominal, el Mikado; la cabeza era el Emperador, descendiente de los dioses. El poder real estaba en el Shogunado, el poder de las fuerzas armadas que también tenía un jefe nominal, que era el jefe del clan de los Tokugawa, quienes habían adquirido ese estatus unos 230 años antes, arrebatando el poder a otro clan. Durante este período Japón disfrutó de un período de paz y de espléndido aislamiento, término que por aquellos años les gustaba aplicar a algunos ingleses con respecto a sus islas; la paz era en realidad una paz sostenida por la fuerza de los samurais, y el aislamiento era absoluto, con prohibiciones a los japoneses de salir, y a los extranjeros de entrar.

La sociedad japonesa estaba organizada a la manera feudal. El Shogunado tenía el poder militar más fuerte, pero Japón estaba dividido en muchas regiones en donde jefes locales tenían su propio ejército de samurais, e imponían su ley dentro de su propia región, con sus propias costumbres y en algunas ocasiones, hasta con emisión de moneda. Debajo de los señores de cada región (llamados daimios) y de sus samurais, estaba el grueso de la población, más de 90%, que eran la capa productiva de la nación, que vivían sometidos a sus señores, y que estaban divididos en clases: campesinos, artesanos y comerciantes. Y todavía debajo de ellos estaban los parias, los que hacían los oficios más bajos, separados del resto de la gente porque el contacto con ellos era considerado deshonroso hasta para los campesinos. El poder militar, entonces, tenía un jefe fuerte, el jefe Tokugawa, pero en la práctica su poder se diluía entre los daimios, que hacían mucho o poco caso al Shogun, dependiendo del poder que tenían dentro de su propio feudo.

En términos generales, el destino de cada japonés estaba dado por la familia en donde había nacido: los hijos de campesinos seguían siendo campesinos, los parias engendraban hijos parias y los samurais tenían hijos samurais. Las mujeres no contaban, más que para dar hijos y servir a los hombres. El samurai era respetado, había que escucharlo con respeto y mirando el suelo, no podía ofenderse a un samurai, y si se hacía, el samurai podía matar al ofensor y esto era considerado parte del convenio social japonés.



Para leer el texto completo checa el link.
Japón, la restauración

    Fecha y hora actual: Mar Nov 21, 2017 3:46 am